¿Qué es el pecado? – Las cinco palabras del Evangelio #1

¿Qué es el pecado? – Las cinco palabras del Evangelio #1

/ By : / Category : Uncategorized

Mi iglesia recientemente tuvo nuestra Escuela Bíblica Vacacional. En nuestra EBV tenemos un sistema de cinco días. Este sistema enseña a los niños acerca de Cristo, les da la oportunidad de responder a su oferta de salvación y les da un poco de discipulado para que sepan de qué se trata el ser un cristiano. El sistema de cinco días tiene un tema para cada día y son los siguientes: Pecado - Juicio - Culpabilidad - Salvación - Deber (o Vida Cristiana) Habiendo ayudado a hacer este sistema, pensé que sería bueno hacer mi propia serie de cinco artículos sobre estos temas, ¡así que eso es lo que vamos a hacer hoy!

Pecado

¿Qué es el pecado? Merriam-Webster define el pecado como "una ofensa contra la ley religiosa o moral, una transgresión a la ley de Dios". Probablemente estás pensando "Bueno, obvio, eso es lo que es, todos saben qué es el pecado". El problema con esta definición es que es imprecisa y no refleja la palabra utilizada en el original hebreo o griego. De hecho, es una generalización de tres palabras en la Biblia que son similares: pecado, iniquidad y transgresión.

En la EBV, definimos el pecado como "Todo lo que hagas, digas o pienses que desagrada a Dios", esta es una manera buena y sencilla para definirlo para la comprensión de un niño, pero carece de la profundidad del significado del pecado en las Escrituras.

Entonces, ¿cómo definimos el pecado? Bueno, resulta que es extremadamente fácil. Las palabras que se traducen como pecado en español tienen el mismo significado exacto, tanto en hebreo como en griego, lo que significa que no hay espacio para el debate sobre lo que realmente significa pecado. De hecho, su uso original no fue para definir "transgresión de la ley" en absoluto. La palabra fue elegida específicamente porque era una analogía visual para enseñar el concepto de pecado por completo.

En hebreo y en griego, el pecado significa “errar el blanco” y en ambos idiomas, es un término de tiro con arco. Así que vamos a ir al campo de tiro con arco y disparar algunas flechas para comprender mejor el significado de la palabra.

Imagina conmigo por un momento:

Estás con tu mejor amigo y tienes tu arco y flechas listas para usar. Es un hermoso día. El sol brilla, los pájaros cantan y estás rodeado por una zona muy bien arbolada. Antes de disparar tu primer objetivo, tu amigo te da un consejo:

"Bien, ¿ves ese objetivo redondo allí? ¿Ves esa marca justo en el centro? Eso se llama el “ojo del buey". Eso es a lo que le vas a disparar”.

Tú escuchas el consejo, asientes con la cabeza y disparas la flecha desde el arco. *¡Poing! ¡La flecha sale del arco a una rápida velocidad! La flecha sale volando por el aire lejos de tu objetivo y aterriza en el suelo cubierto de hierba.

Tu amigo se ríe y dice:

"Bueno, creo que erraste el blanco"

En los tiempos de la Biblia, cuando un arquero le disparaba a un objetivo y fallaba, uno le decía "erraste el blanco", al decir "pecaste". No es tan diferente a una bola de ‘foul’ o un ‘fault’. Tú tarea era conseguir algo en un área de juego legal, pero como no golpeaste, disparaste o lanzaste rectamente, aterrizó en algún lugar fuera de los límites.

Esta "rectitud" es un concepto que se enfatiza en la Biblia. La palabra para "ser justos" en hebreo significa literalmente "ser recto", lo que a menudo se asocia con caminar derecho. Podemos ver esta idea claramente en Proverbios 4: 25-26:

“Tus ojos miren lo recto, y diríjanse tus párpados hacia lo que tienes delante. Examina la senda de tus pies, y todos tus caminos sean rectos.”

Este concepto de "caminar recto" proviene de los estilos de vida nómadas de los hebreos. Al viajar de un lugar a otro, especialmente en largas distancias, es fácil perderse sin un punto de referencia. Entonces, ¿Qué haces? Descifras a dónde debes ir mientras aún tienes un punto de referencia, te alineas con tu próximo destino y caminas en línea recta hasta que llegas allí. Mientras camines en línea recta, llegarás a tu destino, pero si giras hacia la izquierda o hacia la derecha, aunque sea un poco, corres el riesgo de perder el rumbo y perderte. Esta es la razón por la cual se usa "recto" para representar la moralidad. Dios hizo un camino "recto" para que lo caminemos. Mientras nos mantengamos en ese camino, estaremos seguros y la bendición de Dios estará sobre nosotros, pero cuando damos un paso fuera de ese camino, nos desviamos, empezamos a redefinir qué camino es el correcto, y comenzaremos a caminar en un círculo de pecado.

Ya que "ser justo" significa "ser recto", uno esperaría que el pecado lleve la idea opuesta: "no es recto" o "torcido". Y como es de esperar, este es el caso. En el caso de la palabra "pecado" si hubiéramos disparado la flecha recta hacia el blanco, le hubiéramos dado, pero debido a que estábamos fuera a la izquierda o a la derecha, fallamos el blanco y aterrizó fuera de los límites.

Ahora que entendemos el significado de la palabra Pecado, comparemos los tipos de pecado y veremos las diferencias entre ellos. (Vea si puede notar los paralelismos con la idea de "rectitud")

Pecado: pecado significa "errar el blanco". Tiene la idea de intentar hacer algo, pero fracasa. Como dice Romanos 3:23, “están destituidos”. El pecado puede o no ser intencional y es la palabra más general para decir “una acción que está mal”. Cuando dices que tú o alguien más pecó, simplemente estás diciendo que se equivocaron.

Iniquidad: la palabra iniquidad en hebreo significa literalmente "estar doblado, inclinado o torcido". Presenta la idea de pervertir algo tomando algo bueno y torciéndolo para que sea malo. La acción que la persona está haciendo puede no ser mala en sí misma, pero el propósito por el cual se lleva a cabo la acción se ha hecho con intenciones malas o inmorales. Una iniquidad es siempre un acto intencional.

Transgresión / traspaso: la transgresión y el traspaso son a menudo intercambiables en las Escrituras y significan: "Ir más allá o por un lado, sobrepasar". Lleva la idea de "cruzar una línea" o "salir de un camino". El transgresor sabe qué tiene que hacer y lo que se requiere de él, pero él elige desobedecer de todos modos. Él "sobrepasa" la línea que Dios le ha dado y "traspasa" el territorio al que le ordenaron que no fuera.

Y eso es todo lo que tenemos para hoy. Asegúrese de revisar el siguiente artículo en el que hablamos de Juicio.

- Haga clic aquí para Ir a la Parte 2 -

No hay comentarios

Join the Conversation